Alimentos ricos en vitamina E – ¡¡Comprueba sus beneficios!!

Disfruta e infórmate de todo lo necesario sobre alimentos ricos en vitamina E, en nuestra sección personalizada ahondaremos en todas esa dudas que corroen en base a tu alimentación

La vitamina E, también conocida como Alfa – tocoferol o Gamma – tocoferol se caracteriza por ser una vitamina liposoluble que se encuentra en algunos de los alimentos que ingerimos de forma diaria, la cual, está formada por 8 moléculas que a su vez están divididas tanto en tocotrienoles como en tocoferoles.

 

La absorción de la vitamina E está estrechamente unida a la absorción de las grasas y a la digestión, lo que en consecuencia hace que tanto los jugos pancreáticos como la secreción de la bilis sean de suma importancia a la hora de absorber la vitamina en cuestión.

Por norma general la vitamina E se utiliza en el tratamiento de la belleza (principalmente la piel), el bienestar, el sistema circulatorio y cuidado de la salud general.

Alimentos ricos en vitamina E

Beneficios de los alimentos ricos en vitamina E

La ingesta de alimentos ricos en vitamina E son muy numerosos; así pues, entre ellos cabe destacar la adecuada protección de la piel y el cabello, la prevención de enfermedades asociadas al cáncer (por ejemplo el cáncer de próstata), la constante ayuda para prevenir la esclerosis y regular el sistema inmune, la protección del hígado, las propiedades anticoagulantes, el favorecimiento de la prevención de las cataratas y la prevención de las patologías ginecológicas en mujeres embarazadas.

Entre otros beneficios de la alimentación en base a la ingesta de vitamina e, al igual que los comentados en nuestro post de alimentos ricos en vitamina B, cabe destacar la prevención de la artritis reumática, la enfermedad de Huntington, la infertilidad masculina, la prevención del Parkinson, la demencia senil, mejora la visión tras una cirugía, reduce el colesterol, alivia las heridas en la boca provocadas por el tabaco, mejora el rendimiento físico, reduce los granulomas anulares, las enfermedades del corazón y el síndrome de fatiga crónica.

Ahondemos en algunos de los beneficios más destacables de la ingesta de alimentos ricos en vitamina E:

  • La protección de la piel:

Los alimentos ricos en vitamina E desempeñan una función muy importante en la protección y el mantenimiento de la piel; así pues, consigue hidratar y ayudar a una mejor elasticidad de la misma; además, interviene en la posibilidad de retrasar el envejecimiento de la piel, manteniéndola más joven y con un aspecto óptimo.

Con la ingesta de productos con vitamina E, podrás decirle adiós al paso de los años, olvidándote de las marcas faciales, las arrugas, las cicatrices o las estrías emergentes tras el embarazo o debido al inevitable paso del tiempo.

  • La fortaleciendo el cabello:

El paso del tiempo nos afecta a todos por igual, por lo que en este sentido, mantener una alimentación saludable y rica en vitamina E, se convertirá en un hecho de suma relevancia para mantener ese cabello tan preciado que casi sin darte cuenta va perdiendo las propiedades que lo fortalecen día a día; así pues, la ingesta de alimentos ricos en vitamina E, favorecerán la circulación sanguínea de la zona en cuestión, mantendrá los folículos pilosos de una manera adecuada y sobre todo, estimulará el crecimiento y el bienestar de un cabello cada día más fuerte y sano.

  • El poder antioxidante:

Seguramente, uno de los beneficios más destacables que se le puede otorgar a la vitamina E, por lo tanto, dicha vitamina ayuda a proteger las células de los compuestos tóxicos emergentes que pueden afectar al organismo; además, el poder antioxidante facilita que se reduzcan alteraciones cardiovasculares y neurológicas.

  • La prevención del cáncer:

Bastantes estudios médicos dejan constancia de que la ingesta de vitamina E en dosis bajas está asociada a la prevención de enfermedades tales como el cáncer de próstata y el cáncer de pulmón entre otros como el de piel o el del colon.

  • Previene la aparición de patologías ginecológicas:

Las mujeres en estado de gestación (embarazadas) deben ingerir vitamina E en dosis recomendadas por el especialista, lo cual, conseguirá prevenir determinadas complicaciones como el síndrome premenstrual, la preeclampsia o ciertos dolores en la región del vientre.

Alimentos ricos en vitamina E pollo

Alimentos ricos en vitamina E

Que mejor que conocer la lista definitiva de los alimentos ricos en vitamina e que no te puedes perder para mantener una disposición física lo más saludable posible:

  1. Las almendras
  2. El salmón
  3. Las legumbres
  4. Las semillas de girasol
  5. El aceite de cárcamo
  6. El pollo
  7. Las acelgas
  8. El pescado azul
  9. El aceite de canola
  10. Las hojas de nabo
  11. Las hojas de mostaza
  12. La yema de huevo
  13. Las espinacas
  14. El hígado
  15. El atún
  16. Las avellanas
  17. Las aceitunas
  18. Los cacahuetes
  19. Las nueces de Brasil
  20. El aceite de germen de trigo
  21. El maíz
  22. Los arándanos
  23. El aguacate
  24. El aceite de hígado de bacalao
  25. La papaya
  26. La mantequilla de maní
  27. El aceite de semillas de algodón
  28. Los albaricoques
  29. Los piñones
  30. Las anchoas

Como puedes ver la variedad de alimentos ricos en vitamina E, son bastante abundantes; así pues, a que esperas para mantener una salud y bienestar saludable.

Alimentos ricos en vitamina E huevos

Niveles máximos de ingesta recomendada en vitamina E

Con la intención de evitar posibles efectos contraproducentes, se recomienda acudir a un especialista que valore las cantidades recomendadas de vitamina E que se deben ingerir en según que circunstancia.
Así pues, la cantidad de vitamina e que se debe ingerir depende por norma general de la edad y el sexo del individuo.

  • En los primeros años de vida (aproximadamente de 1 a 3 años) no se debe ingerir más de 100 mg al día.
  • Entre los 4 y los 6 años de edad se debe ingerir una dosis no superior a 120 mg al día.
  • Entre los 7 y los 10 años de edad no se debe superar los 160 mg al día.
  • Entre los 11 y los 14 años de edad la dosis recomendada es de 220 mg al día.
  • Entre los 15 y los 18 años la dosis recomendada es de 260 mg al día.
  • En personas adultas (superior a los 18 años) se debe ingerir 300 mg al día.
  • En mujeres embarazadas se debe consultar al especialista para que concrete la dosis diaria recomendada.

Exceso de vitamina E en el organismo: ¿Qué hay que tener en cuenta?

El exceso de vitamina E puede llegar a ser contraproducente para los huesos, puesto que estos pueden debilitarse y en consecuencia provocar padecimientos tales como las osteoporosis o fracturas de cierta índole. Asimismo, se recomienda visitar al médico para que constate la necesidad de ingerir más o menos dosis de vitamina E que afecten al organismo, los huesos y los tejidos.

Cabe destacar que el exceso de vitamina E en el organismo pueda afectar a la aparición de gases, diarreas y nauseas.

Los elevados niveles de vitamina E pueden acrecentar los posibles riesgos de anomalías o defectos congénitos y una posible hemorragia cerebral.

Carencia de vitamina E en el organismo: todo lo que debes saber

Varios estudios médicos han dejado constancia de que no existe ninguna enfermedad altamente vinculada con la carencia de vitamina E, a no ser que el organismo tenga alguna deficiencia o anomalía a la hora de realizar la absorción pertinente. No obstante, la carencia de alimentos ricos en vitamina e y sus propiedades pueden afectar a la aparición de ciertas anomalías neurológicas tales como la fatiga, la anemia hemolítica, la falta de apetito sexual, un elevado grado de infertilidad, anomalías cardiacas y hepáticas y la reducción del tejido muscular.

En el supuesto de sufrir carencia o déficit de vitamina E (poco probable), se aconseja acudir al especialista o médico para que valore la posibilidad de ingerir determinados suplementos de vitamina E.

Suplementos de vitamina E:

Los suplementos de vitamina E pueden llegar a ser un gran aliciente para mejorar la necesidad de vitamina E en el organismo; así pues, aunque dicha ingesta suplementaria debe ser recomendada por el especialista, por norma general, los suplementos suelen estar indicados para bebés recién nacidos o prematuros, cuando existe una absorción inadecuada, cuando se realizan cirugías gastrointestinales, trastornos hepáticos, anomalías en el páncreas o para personas sumidas en el alcoholismo, celiacos y para personas que usan anticonceptivos.

alimentos ricos en vitamina E para ti

La vitamina E en el deporte:

La ingesta de vitamina E en deportistas y a la hora de recuperarse de lesiones consecuencia de la práctica de ejercicio constante es un hecho muy común y contrastado médicamente; por lo tanto, los alimentos más ricos en vitamina E o suplementos recomendados pueden disminuir el daño celular, fortalecer el tejido muscular, reducir las agujetas, facilitar la recuperación tras una operación y en consecuencia solucionar el daño muscular.

Receta semanal de alimentos ricos en vitamina E

Lunes:
Desayuno: Una tostada de pan integral con mantequilla de cacahuete.
Media mañana: Zumo de zanahorias y apio.
Comida: Salmón al horno con revuelto de verduras y un flan de castañas con canela.
Merienda: Una pieza de kiwi.
Cena: Ensalada de aguacate con aceite de oliva.

Martes:
Desayuno: Un zumo de papaya y un par de tostadas con mantequilla.
Media mañana: Medio bocadillo de sardinas en conserva.
Comida: Espaguetis con frutos secos y una Manzana asada.
Merienda: Medio bocadillo de anchoas con aceite de oliva.
Cena: Arroz de Quinoa con huevos fritos (La yema es muy rica en vitamina e).

Miércoles:
Desayuno: Un tazón de leche y una rebanada de pan con mantequilla de almendras.
Media mañana: Zumo de mango y un puñado de nueces.
Comida: Pollo al horno con verduras y un helado de mango.
Merienda: Un par de tostadas con atún y un chorrito de aceite de germen de trigo.
Cena: Ensalada templada con espinacas y jamón.

Jueves:
Desayuno: Un zumo de kiwi y una tostada de mantequilla de cacahuete.
Media mañana: Medio bocadillo de atún con pimiento rojo.
Comida: Pez emperador con acelgas y un pastel de almendras.
Merienda: Un bocadillo vegetal con espárragos y atún.
Cena: Sopa de aguacate y brócoli con patatas y mayonesa.

Viernes:
Desayuno: Un zumo de arándanos y una tostada de mantequilla de maní.
Media mañana: Una pieza de plátano y un par de galletas de sésamo.
Comida: Ensalada de pollo con vinagre balsámico y un panqué de nuez.
Merienda: medio bocadillo de anchoas con aceitunas verdes.
Cena: Crema de zanahorias.

Sábado:
Desayuno: Zumo de mango y naranja.
Media mañana: Gazpacho de melón
Comida: Caballa con pimiento rojo, verduras frescas y patata al horno
Merienda: Un par de tostadas de pan integral tostado con aguacate.
Cena: Fusilli con salmón y Sopa de huevo y ajo.

Domingo:
Desayuno: Galletas de quinoa con un tazón de leche desnatada.
Media mañana: Un yogurt desnatado con trozos de plátano.
Comida: Brochetas de pollo con pimiento rojo y mousse de mango y almendras.
Merienda: Tostadas de queso y jamón.
Cena: Arroz de quinoa con verduras y un puñado de pistachos.

Conclusiones sobre alimentos ricos en vitamina E

En definitiva, la ingesta de alimentos abundantes en vitamina e favorecerá notablemente el mantenimiento de las células frente a los compuestos tóxicos emergentes debido a su poder antioxidante, lo que en consecuencia ayuda a combatir posibles infecciones; además, la vitamina E, se convierte en un gran aliado de la piel, el cabello, los músculos, los huesos, los nervios y el sistema cardiovascular y circulatorio.

Recuerda que una alimentación sana y correcta es la clave para mantener un bienestar óptimo y una adecuada nutrición; así pues, dejando atrás una posible carencia o exceso de vitaminas, en la estabilidad encontrarás la dosis adecuada de alimentos ricos en vitamina E al día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar